Cineuá - Tu revista de cine

La noche más oscura: Bienvenidos a San Francisco

Información

Título original: Zero Dark Thirty
Director: Kathryn Bigelow
Año: 2012
Reparto: Jessica Chastain, Joel Edgerton, Taylor Kinney, Kyle Chandler, Jennifer Ehle, Mark Strong, Chris Pratt, Mark Duplass, Harold Perrineau, Jason Clarke

Detalles

El artículo fue publicado el 31 de enero de 2013. Guardado en Actualidad. Etiquetas: , , .

La muerte de Osama Bin Laden, la implicación norteamericana en el ataque a las torres gemelas, la muerte de Aleksandr Valtérovich Litvinenko envenenado con polonio, la muerte de Anna Politkóvskaya, el asesinato de John Fitgerald Kennedy, la muerte de Yasir Arafat, las armas de destrucción masiva, infinidad de casos de corrupción con resoluciones judiciales dudosas, Fukushima, el final de Inception, el asesinato de Martin Luther King, el area 51… y Lance Armstrong.

Es difícil que comprendamos el mundo que nos rodea cuando hechos fundamentales de “nuestro” tiempo quedan irresolutos, perdidos en la bruma de las teorías, fagocitados por quienes escriben la historia. Leí una vez que la popularidad de Mozart solo fue comparable a la de Bach y Beethoven tras el estreno de Amadeus, la obra de Shaffer, algo falso y que ni tan solo recuerdo dónde leí, pero que me ha acompañado como verdad muchos años. Quizás aún muchos creen que lo mató Salieri, y que todos los hechos que relata la trilogía Zeitgeist (Peter Joseph) son ciertos.

Carlos Losilla nos pedía recientemente que no nos tomáramos el cine en serio, más como llamada de auxilio que como paternal consejo.

Hace poco me descubrí llorando con un film cuya mecánica es burdamente obvia como es Lo Imposible (Juan Antonio Bayona, 2012). Somos matemáticas.

La noche más oscura (Zero Dark Thirty, Kathryn Bigelow, 2012) es uno de los films más importantes de nuestro tiempo, ya que su gestación ha mutado a la par que lo hacían los acontecimientos. La revisión histórica ha acortado plazos, algo que ya puso de relieve La red social (The Social Network, David Fincher, 2010), porque en nuestra infodependencia el cine se ha convertido en nuestra Wikipedia.

Bienvenidos a San Francisco:

Aarón Rodríguez se alineaba con Claude Lanzmann para afirmar que La lista de Schindler ha modificado nuestro imaginario colectivo, ese que ya no se compone de palabras sino de imágenes, de avatares, de medias verdades fácilmente digeribles. Por eso el cine debe ser tomado siempre en serio y por eso La noche más oscura equivale a la lápida de Bin Laden, porque poco importa su contenido más allá de la plasmación de una imagen socialmente anhelada, buscada en cada encuadre con la misma desesperación que lo hicieron los medios al publicarse la noticia. Y bastó una imagen falsa y una información confusa para construir una verdad, pero una película para darle piernas.

Quizás entre avatares e imágenes estamos construyendo el mundo que queremos, pero no voy a dar más vueltas a eso… prefiero conectar mi guitarra a la consola y dar algún concierto virtual, que esos logros casi huelen a realidad.

Los comentarios están cerrados.