Cineuá - Tu revista de cine

Las uvas de la ira: Junto al fantasma de Tom Joad

Información

Título original: The Grapes of Wrath
Director: John Ford
Año: 1940
Reparto: Henry Fonda, Jane Darwell, John Carradine, Charley Grapewin, Dorris Bowdon, Russell Simpson, John Qualen

Detalles

El artículo fue publicado el 29 de marzo de 2011. Guardado en Retrospectiva. Etiquetas: , , .

Cuando los sábados eran algo trepidante y la adolescencia corría al galope por mis venas, quedé absorto ante la contemplación de un espectro que cambiaría para siempre mi manera de entender la música y mi manera de ver cine. En mayo de 1998 murió Frank Sinatra y con él mi estilo favorito, mi voz preferida y mis esperanzas de verlo en directo sucumbieron también. En busca de nuevos sonidos que me reconciliaran con el panorama musical de un futuro sin Sinatra me refugié en el genial On every street de los Dire Straits, en el oscuro Older de George Michael y en el urbano Across from midnight de Joe Cocker, pero todo cambió el día que decidí rescatar de una vieja estantería repleta de discos The ghost of Tom Joad de Bruce Springsteen. Ciertamente tardé un tiempo en conectar con un disco de Springsteen estrictamente acústico, minimalista e íntimo, pero, al lograrlo, su sonido me capturó de tal manera que no paré de escucharlo hasta hoy en día, cuando todavía vuelvo a él como a un punto de referencia al que se regresa para descansar. Encantado por el sonido de este disco me dispuse a indagar y profundizar en cada canción. Bruce Springsteen escribió todo este trabajo bajo la influencia de Las uvas de la ira, novela que John Steinbeck publicó en 1939 y que John Ford trasladó a la gran pantalla un año después. De esta manera, Springsteen me llevó a Steinbeck y éste a Ford y como consecuencia al gran cine.

Con Las uvas de la ira John Ford introduce al espectador en el crudo y desesperanzado universo de la novela de Steinbeck. La vuelta al hogar del expresidiario Tom Joad (Henry Fonda) contrasta con la situación de su familia que, despojados de sus tierras y de un techo bajo el que vivir, está obligada a emprender el largo viaje hacia California, la tierra prometida. John Ford narra con extrema dureza el dolor que una familia entera sufre al dejar su tierra y la profunda resignación con que esa familia, ya sin hogar y viviendo en la carretera, vive la muerte de los dos abuelos. Poco después  de alcanzar California comprenderán que esa tierra prometida estaba ya ocupada desde hacía mucho tiempo y que todas las promesas no edifican nada más que una gran mentira de la que toda esa familia sin techo y sin hogar, condenada al continuo viaje, es directamente la más acusada víctima, como tantas miles y miles de familias durante aquella época de Estados Unidos.

Hay que rebuscar el germen de Las uvas de la ira ya en aquel joven Springsteen que, en 1978, entonaba aquello de The promised land en su LP Darkness on the edge of town. Pero esta semilla se desarrollará completamente en The ghost of Tom Joad, el vehículo más apropiado que pude tener para llegar hasta esa obra maestra de John Ford. Como se demuestra con estas obras, el arte se retroalimenta constantemente, ya sea con una obra literaria de 1939 que inspira una película de 1940 o bien estas dos obras inspirando una obra musical de 1995. A continuación la letra de la canción The ghost of Tom Joad de Bruce Springsteen traducida al castellano, un fiel reflejo de la obra literaria de Steinbeck trasladada a nuestros tiempos.

 

El fantasma de Tom Joad

Hombres caminando a lo largo de las vías del tren
En ruta hacia algún lugar sin retorno
Helicópteros de tráfico ascendiendo por la ladera
Sopa caliente en una hoguera bajo el puente
La cola del refugio alargándose hasta doblar la esquina
Bienvenidos al nuevo orden mundial
Familias que duermen en sus coches, en el sudoeste
Sin hogar, sin trabajo, sin paz, sin descanso

La carretera está viva esta noche
Pero nadie engaña a nadie sobre su destino
Estoy sentado aquí, a la luz de la hoguera
Buscando el fantasma de Tom Joad

Saca un libro de oraciones de su saco de dormir
El predicador enciende una colilla y pega una calada
Espera el momento en que los últimos sean los primeros
Y los primeros los últimos,
En una caja de cartón bajo el paso subterráneo
Tiene un billete de ida a la tierra prometida
Tú tienes un agujero en el estómago y una pistola en la mano
Durmiendo sobre una almohada de roca sólida
Bañándote en los conductos de agua de la ciudad.

La carretera está viva esta noche
Su destino conoce todo el mundo
Estoy sentado aquí, a la luz de la hoguera
Esperando al fantasma de Tom Joad

Y Tom dijo: “Mamá, donde quiera que haya un poli atizando a un tipo
Donde quiera que un recién nacido hambriento llore
Donde haya una pelea contra la sangre y el odio en el ambiente
Búscame, mamá, allí estaré.
Donde quiera que haya alguien luchando por un sitio donde estar
Por un trabajo decente o por una mano amiga.
Donde quiera que alguien esté luchando por ser libre
Mírales a los ojos, mamá y me verás”

Bien, la carretera está viva esta noche
Pero nadie engaña a nadie sobre su destino
Estoy sentado aquí, a la luz de la hoguera
Con el fantasma del viejo Tom Joad.

(Bruce Springsteen. 1995)

 

Los comentarios están cerrados.